La solicitud está incluida en el plan presupuestario para el año fiscal 2017, que comienza en octubre, que presentará el presidente de EEUU.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, pedirá 1.100 millones de dólares dentro de su propuesta presupuestaria para el nuevo año fiscal para la lucha contra la heroína y otros opiáceos, informó la Casa Blanca. La solicitud está incluida en el plan presupuestario para el año fiscal 2017, que comienza en octubre, que presentará Obama la próxima semana.

Según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), los opiáceos, que incluyen medicamentos recetados para el dolor y la heroína, intervinieron en más de 28.000 muertes en el país en 2014. En particular, los CDC han detectado durante los últimos años un fuerte aumento de las muertes vinculadas al consumo de heroína y también al de fentanilo, un potente analgésico que se utiliza en el tratamiento del cáncer y que se importa de México.

La propuesta de Obama incluye 1.000 millones de dólares de “fondos obligatorios” durante dos años para ampliar el acceso a tratamientos contra el abuso de medicamentos recetados y el consumo de heroína. La mayoría de esos fondos se destinarán a acuerdos de cooperación con los estados y se distribuirán en función de la “severidad de la epidemia” en cada territorio y de las estrategias presentadas para combatir el problema, de acuerdo con la Casa Blanca.

Obama ha dejado claro que hacer frente a este problema “es una prioridad para él y este presupuesto lo refleja”, explicó en una conferencia telefónica con los periodistas el director de la oficina antidrogas de la Casa Blanca, Michael Botticelli.