La RIOD, en el marco de su XXI Seminario sobre Drogas y Cooperación, celebrado del 27 al 29 de mayo en Montevideo, Uruguay, reflexionó sobre hasta qué punto las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en drogas integran los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en sus acciones.

Partiendo de la base de que el problema del uso de drogas es global y está interconectado con las tres dimensiones del desarrollo sostenible (económico, social y ambiental), la Agenda 2030 se concibe como una herramienta imprescindible que debe guiar nuestro camino, a fin de asegurar un proceso transformador y que apuesta por la mejora continua.

En este sentido, Lola Capdeón (Red de Atención a las Adicciones, UNAD), nos explicaba en su ponencia “Las Políticas Internacionales de Drogas y su alineación con la Agenda 2030”, como la declaración política resultante de la serie de sesiones a nivel ministerial del 62º período la Comisión de Estupefacientes (CND), celebrada en marzo de 2019 en Viena, debería haberse   articulado con los ODS, pero que, sin embargo, la realidad es que la coordinación entre agencias de las Naciones Unidas es muy escasa. De hecho, esta es una de las demandas más fuertes que expresa la sociedad civil organizada, la necesidad de que las distintas agencias de la ONU (UNICEF, OMS, CND, etc.) se coordinen para alcanzar una política de drogas integral que de mejor respuesta a la complejidad a la que nos enfrentamos.

Para profundizar en este tema y consensuar una mirada, al menos, desde las organizaciones de la sociedad civil, y poder así trasladar nuestra visión a otros actores implicados, se llevó a cabo un taller con el objetivo de analizar de qué manera contribuimos al cumplimiento de los ODS, así como identificar cuáles son los retos que tenemos para reenfocar y/o mejorar nuestras acciones. Los/las participantes se dividieron en cuatro grupos y, en base al mismo caso práctico, cada grupo reflexionó sobre un Objetivo concreto.

Finalmente, las conclusiones se compartieron en plenario para intercambiar opiniones y debatir los resultados. Un aspecto a destacar es como los 17 ODS no son conceptos parcelados, sino todo lo contrario, son objetivos que se entrelazan y retroalimentan entre sí, por lo que el impacto de las entidades del ámbito de las adicciones no se reduce al ODS 3 de Salud: permea a todos los Objetivos.

Puedes ver todo lo sucedido pinchando AQUÍ.